Inicio | Qué es? | Historia | Ayuda
 
 
La Bandera Nacional de Cuba

La enseña nacional es la del triángulo rojo y la estrella solitaria creada por Narciso López en 1849.
La primera bandera concebida para las luchas independentistas fue la creada por el bayamés Joaquín Infante en la primera década del Siglo XIX, como estandarte de lucha de una conspiración separatista que se gestó en la capital de la Isla en 1809-1810. Los colores escogidos fueron el verde, el morado y el blanco, no porque representaran los ideales de los complotados, sino porque "...no se conoce que otra nación todavía los hubiera utilizado...", como explicaba entonces su promotor.
También existieron otras banderas, como la de la conspiración de Los Soles y Rayos de Bolívar, con centro azul turquí y en el punto medio un sol brillante color plateado dentro de una circunferencia carmesí.

Según el escritor Cirilo Villaverde, la enseña nacional la creó el general Narciso López en 1849 y la primera fue cosida por las manos de Emilia Tolón. Los colores escogidos, según refiere Villaverde, fueron inspirados en los mismos que ya habían dado a las banderas de otros pueblos y que representaban las aspiraciones de libertad de todos los hombres del mundo.
La estrella solitaria de cinco puntas, representaba el estado libre, independiente y soberano que debía ser Cuba. El rojo en representación de la unión de los cubanos, ubicado dentro de un triángulo en clara alusión al tríptico de los ideales franceses de: libertad, igualdad y fraternidad. Las franjas blancas por la pureza y virtud y las azules (tres por los departamentos en que se dividía la Isla), revelaban las elevadas y celestiales aspiraciones de los patriotas.
En la Ley No. 42 de la Asamblea Nacional se expresa: su forma es rectangular, de doble largo que ancho, compuesta por cinco franjas horizontales del mismo ancho, tres de color azul turquí y dos blancas dispuestas de forma alternada. Un triángulo equilátero de color rojo, en uno de sus extremos, uno de cuyos lados es vertical, ocupa toda la altura de la bandera y constituye su borde fijo. Dicho triángulo, lleva en su centro una estrella blanca de cinco puntas, inscripta en una circunferencia imaginaria, cuyo diámetro es igual a un tercio de la altura de la bandera, con una de sus puntas orientada hacia el borde libre superior de la bandera.

 El 19 de mayo de 1850, día en que el General Narciso López ocupaba la ciudad de Cárdenas, Matanzas, se  enarboló por primera vez, la que llegaría a ser nuestra enseña nacional. Durante 19 años simbolizó las actividades anticoloniales.
Iniciada la guerra por la independencia el 10 de octubre de 1868, fue adoptada como emblema nacional por la Asamblea   Constituyente de la República de Cuba, reunida en Guáimaro el 11 de abril de 1869.
Desde entonces presidió todos los actos del movimiento independentista. José Martí expresó que la sangre derramada por la independencia saneó de su dudoso origen la bandera, que se cubriría de gloria en los campos de batalla.
El simbolismo plasmado en ella le dio trascendencia revolucionaria y permitió se identificasen los ideales perpetuos de la nación cubana. López, que era masón, conocía el simbolismo revolucionario, republicano y humanista, por ello los incluyó en la enseña nacional. Su concepción distancia a esta enseña de la norteamericana, al plasmar no sólo las ideas de libertad sino también las de igualdad y fraternidad que inspiraron a la Revolución Francesa.

Se entiende pues, que la bandera nacional, fuese el emblema de generaciones enteras de patriotas y luchadores sociales, el símbolo de todos los cubanos. Su contenido revolucionario sintetiza el ideal entero de un pueblo noble y aguerrido, el sentimiento humano, generoso y firme de una nación que se pensó y fraguó a sí misma.
La primera bandera fue cosida por las manos de Emilia, la esposa de Teurbe Tolón. La bandera medía medio metro de largo por treinta y cinco centímetros de ancho. De una gran sencillez y con perfecta armonía se combinan los colores rojo, azul y blanco.

 
 
Derechos Reservados - República de Cuba. Ministerio de Justicia - 2008